Logotipo FBU
saltar navegaciónQUIENES SOMOS
Origen
Objetivos
Cómo involucrarse

Contacto

NUESTROS SERVICIOS
PRODUCCION DE MATERIALES
Impresión Braille
Grabación de Libros
ATENCION DIRECTA
Rehabilitación Visual
Atención Temprana

Capacitación

INFORMACION GENERAL
Alfabeto Braille
Acerca de la Ceguera
Tiflotecnología
Sitios de Interés
 FBU: danos tu mano y verás...
 


Para ayudar mejor a la persona ciega: el arte de ser natural

Ni lástima ni sobreprotección. Actuar naturalmente como si se ayudara a cualquier persona porque todos -en algún momento de nuestras vidas- necesitamos ayuda.

De todos modos repasemos juntos algunas formas:


1. Ayudar a un ciego es facilitarle lo que necesita o desea; no suplantarlo en lo que puede hacer por sí.

2. Para guiar a un ciego en la calle, ofrézcale su brazo. Sin necesidad de más instrucciones, el contacto del brazo le será suficiente para desplazarse con desenvoltura.

3. Para subir o bajar del ómnibus, conduzca al ciego hasta la puerta de entrada o salida e infórmele de la existencia de escalones, pasamanos, etc.

4. Ayude al ciego sólo cuando sea necesario. Si lo ve caminando normalmente con su bastón, no hay razón para que le ofrezca ayuda.

5. Procure no dejar obstáculos en los lugares de paso del ciego. Evite elementos colgantes que para el ciego son más difíciles de detectar. En todo caso, y sobre todo en las aceras, cuelgue lo que quiera por encima de los 2 metros de altura; el ciego no tendrá problemas para pasar por debajo.

6. Las puertas deben estar abiertas del todo o cerradas del todo. Las posiciones intermedias pueden generar choques o accidentes.

7. Cuando usted acompaña a un ciego que va a hacer una compra, infórmele con amplitud sobre las opciones y precios posibles, pero permítale elegir a él, sin imponerle sus propios gustos o criterios.

8. Mucha gente levanta la voz cuando le habla a un ciego. ¿Para qué? Su insuficiencia es visual, no auditiva.

9. Cuando le ofrezca un asiento a un ciego, indíquele la posición del mismo guiando su mano hasta el respaldo o el brazo del asiento.

10. No se ofenda ni se moleste si un ciego, luego de agradecerle, rechaza su ofrecimiento por no considerarlo necesario en ese momento. Y no dude de que el agradecimiento fue sincero.


 
Cuando un ciego pasa a nuestro lado...
¿Cuántas personas ciegas hay en Uruguay?
¿Qué se entiende por ceguera?
¿Por qué puede quedarse ciega una persona?
Ayer un marginado, hoy un hombre pleno
Para ayudar mejor a la persona ciega
El ciego no es una persona a tientas
El ciego en la escuela
Jóvenes ciegos en el Liceo y la Universidad
Una batalla que libra la FBU: la integración
"Si me quedo ciego me pego un tiro"
Volviendo a aprender la vida diaria
El ciego sentado en un banco de la escuela