Logotipo FBU
saltar navegaciónQUIENES SOMOS
Origen
Objetivos
Cómo involucrarse

Contacto

NUESTROS SERVICIOS
PRODUCCION DE MATERIALES
Impresión Braille
Grabación de Libros
ATENCION DIRECTA
Rehabilitación Visual
Atención Temprana

Capacitación

INFORMACION GENERAL
Alfabeto Braille
Acerca de la Ceguera
Tiflotecnología
Sitios de Interés

FBU: danos tu mano y verás...
 Los compañeros queremos en principio decirles que somos muy felices de haber sido parte de la vida de Alfredo.

Largas horas de trabajo, mate, conversaciones, y en definitiva, una amistad construida a lo largo de muchísimos años.

Alfredo era de todos el más conversador. Era un poco camaleónico, con cada uno podía compartir anécdotas cotidianas o grandes y profundos temas.

Podía, con el mismo entusiasmo, atender niños y niñas pequeños o adultos llenos de dificultades.

Con él podíamos contar para corregir braille, para hacer un powerpoint sobre baja visión, para prestar un libro o hacer un trámite… además de saber, por haberlas vivido, cada fecha de inauguración y cada persona de aquí o del mundo.

Estuvo en la Fundación desde su creación, desde las primeras ideas: el braille y su producción artesanal fueron sus primeras tareas.

Luego, por sus infinitos intereses y curiosidades fue elegido para capacitarse en España e integró y coordinó el primer equipo de atención en baja visión.

Aprender, viajar y formarse eran grandes estímulos en su vida. Esto hizo que hasta el año pasado estuviera realizando cursos de actualización, desde óptica hasta nuevas formas de estimulación de visión cortical…

Muchos de los que hoy nos acompañan, y tantos otros, fueron recibidos por él en esta casa y aún hoy sigue representando una referencia no solo en el terreno de la baja visión, sino en la forma de encarar y mirar la vida.

Hoy no está. Pero si está presente en cada recuerdo nuestro, en el trabajo diario, en las anécdotas que todavía nos hacen reír, en el pan con manteca, en las recetas de cosas ricas, en las plantas y las decoraciones…

No vamos a caer en recordar sólo las lindas…

Era de una pachorra acalambrante y se enojaba muchísimo porque lo apurábamos… porque no lo dejábamos fumar en paz, porque empezaba un cuento y de tanto detalle previo terminábamos diciendo: ¡a dónde querés llegar, Alfredo Nieto!

Daba vueltas y vueltas antes de poner manos a la obra, y para todo, todo, tenía un cuento.

Y con esa misma pachorra enfrentó la enfermedad y con esa misma pachorra se fue.

Así que… gracias, Alfredo, por tu vida.


NOVEDADES INSTITUCIONALES
Un sentido homenaje a Alfredo Nieto
Talleres sobre Baja Visión desde el 1º de julio
Pruebe a escribir en nuestro braille online
Intégrese a nuestros cursos de capacitación en informática
Aproveche su resto visual mediante rehabilitación
Baje la biografía de Luis Braille
Mire nuestros videos institucionales
¡Nuevo libro-juguete!
NOVEDADES INFORMATICA
Programas portátiles para llaves USB
NVDA: lector de pantalla gratuito